http://www.facebook.com/pages/Rosita-Blomster/150984308305778

Cargando...

viernes, 15 de julio de 2011

FORMACIÓN Y MANEJO DE PLANTAS

Corte subiendo o bajando:

Corte subiendo siempre sobre la mejor yema, la de la hoja de 5 foliolos mas perpendicular, mas o menos 40 cms. de la base.


Generalmente se comienza a subir en el verano después de las fiestas de mayo y hasta el corte para Valentín.  De todos es conocido que la mayor parte de los floricultores preparan su mayor cosecha para la fiesta de Valentín, que es cuando el precio de la flor esta mejor.


Después de cada corte y dependiendo del ciclo de la variedad y de la zona, debemos esperar la siguiente flor a los 80 días (valor promedio);  las podas masivas para Valentín deben entonces hacerse alrededor del 5 de noviembre para obtener una cosecha apuntada al 27 de enero, mas o menos.

Los picos en rosas son una curva con 3-4  días antes y 3-4 días después del punto máximo, con retorno de nuevo con menos altura de pico y mas regado, la tercera vez del pico, disminuye aun más su punto máximo y así sucesivamente,  hasta que se riega completamente la cosecha, esto se cumple siempre y cuando no metamos tijera porque recordemos que cada corte programa una nueva flor.

Este hecho hace difícil que después de tener estos picos de producción podamos no tener, una cantidad de flor para una época ya no deseada.

Esto obliga a perder mucha flor o bajar los precios por exceso de oferta, algunos floricultores hacen el famoso “re cut” que consiste en volver a cortar sobre cortes hechos para abrir las cosechas.

De acuerdo a lo visto podríamos empezar a subir en el mes de Junio con lo cual acabamos en el mes de noviembre subiendo 2 niveles para poder cortar  bajando en la cosecha de Valentín, con buenos largos porque bajamos cortando y abundante flor porque estamos en un piso de máxima productividad, tendremos posiblemente muy buenos ingresos.





El primer corte bajando podría ir a la yema inmediatamente anterior del ultimo corte, por debajo de la horqueta y así sucesivamente, bajamos de nuevo los dos niveles.
Si necesitamos renovar un piso inferior bajamos aun mas buscando una buena yema, pero solo para renovación.
De nuevo el follaje es la clave del proceso.


Cuando se maneja producción constante, se maneja la planta de acuerdo a sus exigencias, subiendo o bajando según lo permita la planta, siempre buscando la mejor yema y el mejor resultado.
Conocí cultivos manejados en primero y segundo piso, obligando a la planta a un “basaleo” constante, donde la baja productividad era justificada por un incremento en el precio, este sistema debe funcionar muy bien  para plantas en hidropónico y rápida renovación.

martes, 12 de julio de 2011

FORMACIÓN Y MANEJO DE PLANTAS





·        Manejo de la planta injertada:
    
              

Cuando el injerto brota de 10- 20 cms.  y mas o menos a los 72 días, se corta el patrón a ras de la yema injertada y en bisel  

Posterior a nuestra “castrada” debemos eliminar todo tipo de chupones del patrón que salgan por encima del injerto, si esto fuere posible, y las ramas de este, por debajo del injerto, se mantienen agobiadas teniendo la precaución de que la punta apical de estas ramitas no sobrepasen el injerto para que no le quiten dominancia apical.


                      




Este agobio del patrón debe mantenerse todo el tiempo, por lo tanto es exigente en mano de obra, este agobio ayuda muchísimo a la planta a mejorar su sistema de enraizamiento y por lo tanto a crecer rápidamente haciendo masa foliar que se multiplica velozmente, pero si el agobio no puede mantenerse al día, por los costos de mano de obra, es preferible eliminarlo, porque en vez de una ayuda, se convierte en un freno.

El descabece permanente de los botones de tallos delgados incrementando masa foliar, va generando la posibilidad de emisiones de basales, los cuales van a ser el soporte inicial de la planta, recordemos que nuestro objetivo es hacer una planta 3X mínimo, esta estructura va a ser el piso de soporte sobre el cual vamos a hacer nuestro segundo piso al cual vamos a dar la función de almacenador y de allí para arriba nuestro 3 y 4 piso es donde vamos a mantener los tallos de producción, es allí donde van a estar nuestros puntos de corte;  el 4 y 5 piso es el nivel considerado de mayor productividad con un balance aceptable de largos y niveles de corte accesibles para el operario.

El descabece entonces, es obligatorio en la formación de plantas, al quitar el botón principal se quita la dominancia apical y se para el gasto, se almacena energía y pierde el objetivo del tallo floral y que como en todos los seres vivos es la reproducción, esta energía que se frena se transloca a nuevos puntos de emisión de tallos florales, para empujar una nueva posibilidad de reproducción a través de su flor, entonces hay una nueva brotación de lo que llamamos básales y si estos se pinchan en tierno se puede lograr una duplicación de tallos.


                     




Una practica no muy natural pero que nos ayuda a la duplicación de tallos basales es quitar sin desprender la hoja inmediatamente inferior a la yema sobre la cual hemos pinchado, así obligamos a esta segunda yema a brotar también.



Nuevamente el secreto seria:

SI SE QUITA EL BOTON FLORAL, LA PLANTA BUSCA OTRA VEZ, COMO CULMINAR SU REPRODUCCION, EMITIENDO UN NUEVO TALLO FLORAL.









Si tenemos 3-4 basales  buenos, ya tenemos el primer piso sobre los cuales podríamos esperar de 4-8 rosas porque todos no duplican, estas flores por lo general se cortan subiendo o sea que vamos a tener flores cortas, en la primera etapa del cultivo, para lograr subir la planta y así tener nuestro segundo piso que llamamos de reservas.


En la práctica es difícil ver una planta que suba en mas de 3 tallos buenos, la realidad es que no todos los tallos duplican y las yemas no revientan al mismo tiempo e inclusive dependiendo de el equilibrio de follaje y gasto, algunas se hacen ciegas (tallos que solo aportan follaje).










En este momento de la planta, en los primeros pisos, los operarios e inclusive los ingenieros, pierden, por lo general, el seguimiento y por la premura, se sube sobre tallos débiles, llevando una serie de follaje al nivel donde debería ser solo de corte;  también sucede que se pela tanto el segundo piso, que la mata se ve obligada a emitir ciegos en ese tercero, para mantener su equilibrio de consumo,  aquí deberíamos tener solo tallos para crear en este nivel, la primer área de corte. Entonces:

EL SECRETO DEL MANEJO Y FORMACION DE PLANTAS ESTA DADO POR UN EQUILIBRIO EN EL MANEJO DEL FOLLAJE.



En la formación de plantas hay muchos criterios, caminos a seguir pero se debe ser fiel a uno solo y siempre observando la respuesta de la planta a su tratamiento porque de lo contrario se transita como un ciego en el manejo y formación.









Conocí en mi recorrido por los cultivos de rosas, un Ingeniero pastuso, el cual decía con certeza: “Si las plantas están bien, cómodas, satisfechas, la parte de la tijera es despreciable, déjelas tranquilas”. Entonces, después del corte él recogía las tijeras, para que los operarios no quitaran  follaje y dejaran libre las plantas, pues si estaban bien fertilizadas, con buena agua, luz, temp., la planta brotaría naturalmente con excelentes cosas para trabajar sobre ellas. 



Sin embargo buenas practicas con las tijeras, con personal bien capacitado, ayudan también a corregir errores que en el diario cortar se generan o que al cometer un error en el manejo de la planta esta responde con su necesidad y no con lo que hubiéramos esperado, por ejemplo: forma un ciego en donde estábamos esperando una flor.



Como habíamos dicho antes el equilibrio de follaje es fundamental, muchas veces vemos zonas improductivas en una cama o una mata, lo primero es mirar el sistema radicular  para ver si esta creciendo y de paso miramos la humedad del suelo, observamos el aspecto de la planta en cuanto a su equilibrio de follaje, obviamente, nuestros aspectos fitosanitarios y mientras encontramos nuestro problema, porque puede necesitarse hacer análisis en laboratorio, de fertilidad , nematodos etc. lo primero que hacemos es evitar el gasto y para esto descabezamos todas nuestros botones para obligarla a recuperarse.

lunes, 11 de julio de 2011

MANEJO Y FORMACIÓN DE PLANTAS

Injertos en Campo


Este proceso es el mas barato, inicialmente y los desembolsos del costo de la planta se pueden hacer por etapas de acuerdo al avance de la labor.


·        Escogencia del tipo de patrón :

Hay que escoger el tipo de patrón mas adecuado según la variedad a sembrar.
Hay 2 tipos de variedades de patrones, para rosas de corte mas usados que son: Natal Brier y  Manneti  los otros como indica y canina ya poco se utilizan.

Algunas empresas hacen sus propios bloques madres de patrones para asegurar el material y su calidad, ya que de un buen material depende la calidad de la planta.
Con tantas renovaciones permanentes de variedades, el tener una patronera reduce bastante los costos.
Si se van a comprar, es importante exigir sus certificados de calidad del material.

Recordemos que  se busca una rosa larga y fuerte (mínimo 60 cms.) botón grande, hojas verdes y brillantes, flor de apertura lenta y larga duración.
A parte de esto: buena producción por metro cuadrado, y resistente a enfermedades.

Hace unos pocos anos el patrón mas utilizado era el manneti pero de un tiempo para acá se introdujo el   Natal Brier, este patrón nos da flores mas largas, en la mayoría de las variedades, pero es mas susceptible a mildeo velloso por otro lado ciertos colores se ven mas intensos en manneti que sobre Natal Brier.
A pesar de que hay algunos estudios hechos por la Universidad Nacional que dice que no hay diferencia en susceptibilidad para mildeo polvoso, en el Natal Brier y el manneti, los ataque más fuertes, sobre una variedad, como sky line, los vi sobre Natal. Esta variedad se comporta mejor sobre manneti.
Después de enraizar el patrón adecuado o si lo hemos comprado enraizado, procedemos a sembrar de acuerdo a la densidad escogida y siempre debemos sembrar unas plantas extras en la parte de enfrente, con el objetivo de  que sirvan para remplazar las perdidas, tanto por errores de injertación como de malas plantas. Es importante eliminar estas extras después de que se tiene la cama completa ya que de lo contrario se genera una superdensidad en la punta de la cama que incrementa los problemas de enfermedades y complica el manejo.
Una densidad recomendada es de 65000 plantas por Ha.
Esta densidad fue muy utilizada durante mucho tiempo por los floricultores con un buen comportamiento; algunos ambiciosos llegaron hasta sembrar 110.000 plantas por Ha. Con un completo fracaso.



·        Yemas e injerto:

Luego  que tenemos nuestro patrón enraizado y sembrado en el campo buscamos las yemas de la variedad que vamos a sembrar las cuales deben provenir de flor exportable de excelente  calidad, que se han dejado abrir en el campo lo que asegura unas yemas maduras, muy cercanas a su brotación.

Como dijimos antes nuestro injertador debe ser experto con resultados y experiencia comprobada ya que sus errores cuestan mucho al agricultor.
Hay algunas recomendaciones que  ayudan a mejorar el proceso de injertaciòn y son obligatorias para el injertador:

-         Llevar el material, llamado porta injerto o vareta, húmedo y envuelto en plástico para protegerlo de deshidrataciones. Nunca llevar las yemas ya extraídas, pues su deshidratación es más veloz.

-         Tener los patrones sin brotaciones laterales en las áreas a injertar o por debajo del injerto.

-         El área a injertar debe estar completamente seca.

-         Solamente realizar la injertación cuando el patrón tiene el punto perfecto para injertarlo, esto se nota por su cambio de color de verde viche a verde más fuerte y al tratar de injertarlo desprende su corteza fácilmente.

-         Solamente injertar las yemas del centro, no las superiores ni las planas bajeras.

-         No negociar con el injertador las yemas, siempre suministrar este material de la mejor fuente.



·        Tipos de injerto:

Existen 2 tipos de injerto para el campo, en rosas comerciales, el de parche y el de T, ambos funcionan bien aunque el de T me gustaba más porque tengo la impresión de que las plantas arrancaban con más vigor.



      


Injerto en parche









       Injerto en T   


                                         

                 El injerto en parche se utiliza bastante cuando hay que injertar una variedad nueva sobre un patrón leñoso o sobre otra variedad.
                                             



               Flor injertada sobre una planta de spray rojo